Restauración calle villa 31 - Buenos Aires


Desde los comienzos de la ciudad de Buenos Aires, las leyes de indias creada por los españoles (mostraba una trama urbana en damero con un casco histórico y dos postas, los barrios de Flores y Belgrano), excluían a las tierras bajas y pantanosas del sur de la ciudad pegadas al riachuelo. En donde en forma espontánea se fueron asentando gente que construía sus casas allí.

Luego esos asentamientos informales se transformaron en barrios integrados a la ciudad. Hoy sucede algo similar con los asentamientos informales que conocemos como villas de emergencia en la actual ciudad de Buenos Aires.

Y como en el pasado pueden ser futuros barrios que formen parte de ella. Con servicios adecuados, espacio público, equipamiento urbano, hospitales, centros educativos y comerciales, etc. Urbanizar las villas de la ciudad es una oportunidad de progreso para los habitantes que viven allí. Habitantes de una ciudad de seres libres e iguales con casa propia como refugio para vivir. Con derecho a la vivienda, como derecho universal. Erradicando todo tipo de males sociales.

Una vivienda es un espacio destinado al refugio, disfrute y protección de las inclemencias climáticas. Clasificadas en Confortables, mediana, modesta y precaria. Según su nivel social.

Utilizando a la arquitectura y al urbanismo como herramientas generadoras de cambios y tratando de abordar a una ciudad más inclusiva, integradora, continua, digna, múltiple, productiva, accesible, y por sobre todas las cosas una ciudad y una sociedad equitativa.

Les agradezco a mis compañeros de facultad por haberme hecho madurar como persona y como profesional. Gracias a todos, Pablo, Gabriel, Fabián, Rodrigo, Vedra, Natali, Federico, María, Fernanda, Nicolás, Eugenio, Diego, Matías, Juan, German, Ignacio, Los amo.